Tipos de chips y encapsulados

Chip con separador de foam

Estos chips llevan pegada una pequeña espuma (foam) de unos 4 ó 5 mm de espesor y están pensados para su uso en carreras de atletismo. Se pegan en la parte interior del dorsal y la misión de la espuma es evitar que el chip esté demasiado cerca del cuerpo del corredor. Los chips UHF se leen muy mal si están tocando una masa de líquido como es el cuerpo humano y con el foam esto se evita en gran medida.

Chip Inlay transparentes

Estos chips no llevan ningún separador y se suelen usar cuando el chip se coloca en lugares en los que no tendrá contacto ni con el cuerpo humano ni con metales o elementos de carbono. Por ejemplo, en el dorsal de una bicicleta, en la visera de un casco de moto o en el guardabarros de una moto.

Chip Inlay blancos imprimibles

Estos chips son idénticos a los Inlay transparentes pero están pegados a una etiqueta blanca, con lo cual es posible imprimirlos o escribir sobre ellos.

Chip HuTag

Estos chips se usan cuando es necesario poder reutilizar los chips o si se tienen que usar dentro del agua, por ejemplo, en triatlones. Se suelen colocar en el tobillo mediante una tobillera de neopreno o amarrados a con bridas de plástico a las bicicletas o a los cordones de los zapatos.

Chip de pie

Este encapsulado de chip actualmente se usa muy poco ya que, a pesar de ser un proceso muy sencillo, se corría el riesgo de que el corredor se colocara mal el chip y esto afectara a la toma de tiempos. Actualmente se usan más los chips de dorsal:

Pasar el chip por los cordones de los zapatos, entre 1 o máximo 2 cordones.

Quitar el adhesivo del chip

Unir las puntas del chip con el adhesivo, formando un puente

Chip correctamente colocado